Macer introduce los moldes cerámicos en la era digital

José Antonio Pérez, director técnico de Macer, explicó durante su ponencia en el congreso organizado por la Asociación de Técnicos Cerámicos (ATC) el trabajo que realiza esta empresa de Almassora para “analizar qué nuevas tecnologías vinculadas a la Industria 4.0 pueden ayudar a la fabricación de baldosas cerámicas”. En concreto, para el área de prensado y moldes, donde son especialistas y referentes.

Según explicó el propio Pérez y recoge El Periódico del Azulejo, “Macer ha puesto especial énfasis en el desarrollo de un entorno de simulación digital para reproducir el ciclo de prensado, crear diferentes escenarios, analizar y escoger la mejor solución, en función de todas las variables cambiantes del proceso”.

Además, explicó que la empresa trabaja en la creación de “un sistema de gestión de datos del molde en la nube de Internet para aprovechar las oportunidades que ofrecen este tipo de recursos para almacenar gran cantidad de datos relacionados con el molde, desde su diseño hasta su operación en tiempo real, para ser explotados por la empresa y sus clientes”.

Pero no se quedan ahí, también están implementando “elementos sensores y de trazabilidad en el molde, de forma que esté en todo momento conectado en red, transmitiendo información en tiempo real sobre su estado y sobre el proceso de prensado, clave para facilitar una toma de decisiones rápida y eficaz”.

Un sistema inteligente

Macer tendrá la capacidad de crear “un sistema inteligente capaz de detectar fallos”, ya que al mismo que está operando detectará si lo que hace es correcto respecto al entorno de simulación digital – programado anteriormente con las variables de cada fábrica- o respecto a los objetivos de producción marcados por el técnico. Todo ello gracias a la combinación de la simulación, la gestión de datos masiva y la conexión del molde a Internet.

Pérez finalizó su intervención recalcando que todas las innovaciones que paulatinamente va incorporando el sector cerámico desembocarán “en las denomiadas smart factorys, en las que todos los elementos estén sensorizados e interconectados entre sí”. En el caso de Macer, cabe resaltar que aportarán su grano de arena al principio del proceso, un paso fundamental para la mejora continua de la industria.