Talleres Cortés: pioneros en la fabricación de matricería para grandes formatos

Talleres Cortés apuesta por la modernización en el sector cerámico y sinónimo de ello es su clara y firme especialización en la maquinaria de grandes formatos. Esta empresa, con amplia experiencia en el mercado azulejero, lleva trabajando codo con codo con los fabricantes desde 1951 para desarrollar moldes y matricería cerámica con la que elaborar las piezas cerámicas que, posteriormente, salen al mercado. Asimismo, desde Talleres Cortés también han desarrollado su labor mercantil en el desarrollo de diseños y relieves para las empresas del azulejo.

La firma nació como empresa para fabricar y reparar moldes y matricería cerámica. Con el paso de los años y las exigencias del sector, Talleres Cortés ha despuntado por su especialización en todo tipo de relieves. En este sentido, tal y como explican desde la propia empresa, “ayudamos a los fabricantes a obtener los mejores resultados en su producción”. Para ello, desde la empresa están en contacto directo con sus clientes y “les ayudamos a solucionar las incidencias que surgen en el proceso de prensado”, consiguiendo así que optimicen y rentabilicen la inversión.

Además y con el fin de ser líderes en el mercado, desde Talleres Cortés también trabajan para desarrollar nuevos modelos más competitivos, que sirvan para que el proceso de fabricación sea de mayor calidad y favorezca a la diferenciación del producto de la competencia.

Mejora en la maquinaria para grandes formatos

Por ello y como novedad, este año, Talleres Cortés trabaja en la ampliación de la maquinaria utilizada en el taller con la incorporación de prensas de vulcanizado y de centros de mecanizado para grandes formatos. Esta tendencia actual del mercado azulejero hace que los formatos 60×120 cm o 100×100 cm sean habituales.

Y es que esta empresa crea lo que los fabricantes demandan y, en este caso, el mercado se decanta por el gran formato con el fin de ofrecer una gama de producto diferente a los clientes. Pero esta opción no solo beneficia a quien compra el azulejo, sino también a quien lo produce ya que, al ser piezas tan grandes, el espesor se reduce para facilitar su manejo. Como resultado, también se reducen los costes para los fabricantes, lo cual es realmente importante.

En resumen, Talleres Cortés cumple con la máxima de adaptarse a los requerimientos de los fabricantes de azulejos. Por ello, siempre están atentos y preparados para mimetizarse con todo lo que esté relacionado con el sector cerámico y, especialmente, con la producción de piezas azulejeras.