Smart printers para decoración cerámica: la apuesta de EFI para Tecnargilla 2018

EFI Cretaprint destaca por ofrecer las impresoras digitales más versátiles y fiables para la decoración cerámica. Y, como no podía ser de otra manera, acudirán a Tecnargilla 2018 para presentar oficialmente las impresoras C5 y D5, que se suman a la M5 (lanzada recientemente), y que completan la familia de impresoras de quinta generación de la compañía.

Estas impresoras, conocidas como Smart Printers, destacan por su robustez y por su eficiencia operativa. Precisamente, el concepto de ‘impresoras inteligentes’ hace referencia a funcionalidades de software que proporcionan conectividad con otros dispositivos de planta y aplicaciones que mejoran la experiencia del usuario. Además, la nueva gama abarca anchos desde 710 a 1138 mm, con hasta 12 barras de impresión y efectos para los formatos cerámicos más habituales tanto de pavimento como de revestimiento.

La multinacional estadounidense, cuya división cerámica está en Almazora (Castellón), ya presentó hace unos meses en China parte de su familia de impresoras de quinta generación y Tecnargilla 2018, una de las ferias más importantes del sector, será el escenario para acabar de presentar esta gama. Si no quieres perderte sus novedades, visítales en el PAB C3, stand 81.

Y es que esta cita en Italia es la más prestigiosa en cuanto a nuevas propuestas, innovación tecnológica y tendencias estéticas en la cerámica. En Rimini se reúne una amplia gama de productos de todo el mundo, las empresas más potentes del sector y los principales fabricantes de azulejo de todo el mundo.

Efi Cretaprint 5.0: avanzar en la industria 4.0

Las EFI Cretaprint 5.0 son plataformas abiertas para verdaderamente avanzar en la Industria 4.0. Gracias a la aplicación de Scada así como a la app para dispositivos móviles EFI Go, las impresoras comparten información y pueden ser monitorizadas en remoto.

Por otra parte, las nuevas aplicaciones de software como Fine Tune, Nozzle out compensation o Automatic printhead aligment mejoran la operativa diaria y ofrecen un control total de la impresora. La experiencia de usuario también se optimiza con una interfaz renovada, totalmente intuitiva y multi-idioma.

El objetivo de máxima fiabilidad con el que ha sido concebida esta última generación de impresoras se logra gracias a un diseño de máquina Plug&play que evita ajustes manuales y, también, a los nuevos cabezales de EFI, los e·D5, que tienen mayor descarga de tinta y son capaces de trabajar a mayor velocidad manteniendo siempre la resolución de impresión.

En palabras de José Luis Ramón, vicepresidente y director general de Industrial Printing de EFI, “en las sucesivas generaciones de impresoras digitales cerámicas Cretaprint, EFI ha mostrado su filosofía de diseño: funcionalidades avanzadas de software, bajo consumo de tinta y simplificación de los procesos de fabricación que resultan en una fuente de ahorros y eficiencia productiva”. En definitiva, el compromiso de EFI con la industria cerámica es “la inversión continuada en I+D para ofrecer nuevas soluciones tecnológicas a una de las industrias más digitalizadas del mundo”.

La familia de impresoras de quinta generación junto con el avanzado software de gestión de color Fiery para cerámica, las tintas Cretacolor y el programa de servicios de asistencia técnica y financiera así como de mantenimiento preventivo configuran el singular ecosistema de decoración cerámica de EFI. Esta compañía es capaz de proporcionar a los fabricantes cerámicos el control para enfrentarse a los retos constantes de alta productividad, calidad y demandas crecientes del mercado.

Efi lidera la transmoración de la tecnología analógica a digital

EFI (Electronics For Imaging) es una compañía tecnológica global con sede en Silicon Valley (Estados Unidos) que lidera la transformación de la tecnología analógica a digital en diferentes sectores en los que la imagen es una parte fundamental del producto. Es el caso de la industria cerámica, textil, rotulación o de envases y embalajes.

Con una cifra de facturación anual en torno al billón de dólares, más de 3.000 empleados globalmente y alrededor de 40 centros en el mundo, la multinacional apuesta por España como centro para las soluciones inkjet en los segmentos industriales. Un desarrollo que lidera la unidad de negocio con sede en Almassora en base a una combinación única de talento, creatividad, liderazgo tecnológico y cercanía al cliente.