El ITC integrará parámetros de sostenibilidad en la Industria 4.0

El Instituto de Tecnología Cerámica (ITC) ha comenzado a desarrollar el proyecto MASH 4.0 cuyo objetivo es integrar los parámetros de sostenibilidad en la industria 4.0 de baldosas cerámicas.

Se trata de una acción que se desarrollará hasta 2021 gracias a la financiación del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) a través de los Fondos FEDER de Desarrollo Regional que ha dispuesto una línea nominativa para esta iniciativa.

El proyecto MASH 4.0 se orienta a la integración del concepto de sostenibilidad en el paradigma de la industria 4.0 aplicada a la producción de baldosas cerámicas, con el objetivo de incorporar al proceso de transformación digital de la industria 4.0 la evaluación ambiental de producto.

Para ello se adoptará el enfoque del Análisis de Ciclo de Vida (ACV) a fin de proporcionar una evaluación de impacto avanzada junto a una serie de mecanismos de toma de decisiones en el proceso de fabricación de baldosas cerámicas.

MASH 4.0: un proyecto que marcará un antes y un después

Así, MASH 4.0 está llevando a cabo múltiples iniciativas entre las que destacan, por ejemplo, la creación de un inventario de las corrientes de entrada y salida de materiales y energía que tienen lugar dentro del alcance del Análisis de Ciclo de Vida (ACV) de la baldosa cerámica, además de extraer la información ambiental que debe ser incorporada en el esquema digitalizado de proceso de fabricación, y también explorar las alternativas de integración digital de la información ambiental, estableciendo, a partir de todos estos datos extraídos, los parámetros ambientales esenciales que se han de tener en consideración en el proceso de fabricación de baldosas cerámicas.

Otro aspecto importante es sentar las bases necesarias para la explotación de la información ambiental generada en el diseño de los procesos sostenibles de la industria 4.0 de baldosas cerámicas.

MASH 4.0 pretende poner en valor de manera inmediata las acciones de carácter sostenible que incluyan mejoras en el ámbito ambiental o de salud laboral aplicadas por la empresa, además de desarrollar una herramienta de comunicación ambiental (como pueden ser las DAP, LEED o ECOLABEL) asociada a cada lote de baldosas fabricado con carácter continuo, basado en un Análisis de Ciclo de Vida.