Digit-S ofrece asistencia técnica en remoto en todo momento

La situación actual derivada de la crisis sanitaria ha llevado a la mayoría de empresas a actualizar sus procesos y procedimientos de asistencia para ser más eficientes y dar más valor a sus clientes sin la necesidad de realizar el trabajo de manera presencial.

Tradicionalmente, las empresas del sector cerámico han tenido una vocación internacional incuestionable. Esto ha provocado que durante mucho tiempo, los técnicos del sector en España hayan viajado a otros países para ayudar y dar soporte a sus clientes. Sin embargo, el cierre de fronteras no solo ha parado en seco las exportaciones, sino también la asistencia técnicas que realizaban estos profesionales. Pero la industria cerámica siempre ha sabido adaptarse a los cambios, buscando soluciones a los problemas que iban apareciendo en el camino.

Un claro ejemplo son los proveedores de tintas y esmaltes cerámicos, que en su mayoría han visto parada su actividad por no poder salir a dar asistencia a sus clientes, aunque algunos de ellos, como los que colaboran con Digit-S, firma adherida a la asociación Asebec, no se han visto tan afectados al contar con sistemas de gestión de color sincronizado con sus clientes.

Según comenta Alejandro Martín, CEO de Digit-S, “la presencia de Digit-S en más de 10 países en todo el mundo ha hecho que todas nuestras soluciones tecnológicas estuvieran desarrolladas para el trabajo en remoto desde hace mucho tiempo. Gracias a nuestro software de Gestión de Color, KROME Ceramics, los proveedores de tintas han sido capaces de continuar dando respuesta a las necesidades de sus clientes”. Además considera que: “la implementación de sistemas de control para los procesos de producción digitales existentes ya es posible y es algo que está ayudando a las empresas a mejorar la asistencia a sus clientes y a ser más eficientes”.

El software de Gestión de Color de Digit-S permite, entre otras ventajas, la sincronización de máquinas inkjet gracias a los Módulos Decorativos, un sistema que toma como referencia la información colorimétrica de un proceso de producción y permite fabricar el mismo diseño por máquinas diferentes sin necesidad de realizar ajustes, aportando mayor flexibilidad a la planta, optimizando los recursos y los tiempos de desarrollo de producto. Una vez creados estos Módulos Decorativos, el software analiza las desviaciones de color de las máquinas creando un archivo para cada una de ellas manteniendo el tono original del diseño.

Con este sistema, los proveedores de tintas y esmaltes han podido sincronizar el plotter de la empresa con las máquinas inkjet de sus clientes alrededor del mundo, lo que ha facilitado que los diseñadores y los técnicos realicen la mayor parte del trabajo de asistencia en sus propias instalaciones y envíen los diseños finales a los clientes obteniendo el mismo resultado.