Espacio seguro y con propuestas punteras de diseño en el showroom de Macer-Atecer

Con la llegada de la nueva normalidad tras el COVID-19, la empresa tecnológica Macer ha decidido que su objetivo principal sea velar por la seguridad tanto de sus trabajadores y clientes y más cuando habilita espacios destinados a acoger afluencia simultánea de público.

Es el caso del showroom comercial y de producto de Macer-Atecer en la localidad castellonense se Almassora. En esta instalación, la compañía ha puesto especial énfasis en «que sea un espacio seguro y puede ser visitado con todas las garantías de seguridad que requiere la nueva normalidad», revelan desde la compañía adherida a Asebec, Asociación Española de Fabricantes de Maquinaria y Bienes de Equipo.

El showroom cuenta con más de 500 metros cuadrados destinados a crear y exponer relieves cerámicos, texturas, materiales naturales, propuestas de autor y diseños personalizados para cada cliente. «Un sin fin de ideas basadas en las últimas tendencias del diseño cerámico», expresan desde Macer-Atecer, al tiempo que enfatizan su compromiso para «evitar todo contagio del coronavirus».