La maquinaria cerámica prevé un buen año 2022 «pese a la coyuntura adversa»

Los fabricantes de maquinaria y tecnología cerámica española, englobados en torno a la asociación de Asebec, viven instalados «en una coyuntura adversa» durante los últimos años. La pandemia de coronavirus, primero, y la crisis energética o el conflicto bélico en Ucrania, en la actualidad, son condicionantes que castigan los resultados del colectivo. Sin embargo, gracias al elevado nivel de su tecnología y especialización, el sector «va a más y somos optimistas», en palabras de su presidente Juan Vicente Bono.

«Las circunstancias en estos momentos, no cabe duda, no son las más favorables, con volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad, pero nuestras perspectivas de crecimiento para el 2022 oscilan entre el 5 y el 7%», revela el presidente de Asebec. Junto a Bono, hicieron balance de las compañías del colectivo el vicepresidente de la asociación, José Miquel (representante de Macer), el tesorero Rafael Vicent (Kerajet), Rubén Gómez (Sigmadiamant) y el secretario Juan José Martínez.

Conflicto entre Rusia y Ucrania

La mayor incógnita proviene del conflicto entre Rusia y Ucrania: «No son dos mercados top, pero sí importantes. Tenemos máquinas vendidas allí y si se cierra la conexión con los bancos…». Al tiempo expresan que «la crisis ha generado mucha desconfianza y sabemos que las inversiones siempre de resienten en estos contextos complejos y los empresarios se vuelven más conservadores».

 

«Es fundamental que esta crisis bélica se resuelva lo antes posible. Ya tenemos pedidos que es más que posible que no se lleven a efecto o no se puedan cobrar. En calquier caso, a la espera de que se recupera la normalidad, los clientes rusos podrían pagar con bitcoins o a través de terceros países como China, pero es innegable que la situación no es la más deseable, ni muchos menos», apuntaron.

Todos ellos enfatizaron que «si no hay problemas de suministro, el 2022 será un buen ejercicio porque continúa habiendo inversiones ya confirmadas y previsión de que se concreten más, pero es evidente que la invasión militar de Ucrania hace que seamos prudentes y estemos a la expectativa».

 

La incertidumbre para el presente ejercicio derivada de causas exógenas al propio sector llega después de un año 2021 en el que los resultados acompañaron a las 48 firmas adheridas a Asebec, la mayoría de ellas con sede en Castellón. «La cifra de negocio total alcanzó los 438 millones de euros, lo que supone un aumento de las ventas de un 17,3% con respecto al ejercicio anterior», detalló Bono, al tiempo que recalcó el «notable comportamiento del consumo interno, ya que las ventas en España aumentaron un 20% en comparación con el año 2020».

 

Donde sí se redujo ligeramente la actividad es en la exportación, hasta el punto de que disminuyó «un 6%», con países como Argelia, Italia, México y Polonia como mejores clientes del colectivo.

 

En cuanto a los principales problemas a los que deben hacer frente las firmas, desde la asociación revelan que hay variables que van alineándose en contra y dificultando el día a día de las empresas. «El primero es la necesidad de recortar costes y, a la vez, mantener los precios», argumentan. En este sentido, la junta de Asebec destacó ayer que «hay materiales como el acero inoxidable o el aluminio que se encuentran estos meses en plena escalada de costes».

 

Asimismo denuncian que «al comprar componentes, especialmente electrónicos, los plazos de entrega son de hasta dos años, cuando antes eran de tres meses». Otro elemento en contra del sector son «los costes de transporte, con los contenedores que han multiplicado hasta por 15 su precio, de 2.500 a 14.000 euros».

 

Otra denuncia que ya se ha convertido en un problema estructural para el subsector y viene sucediéndose en los últimos años de manera reiterada, «es la búsqueda de personal especializado, con soluciones ineficientes en forma de parche por parte de las administraciones y que urge mejorar ante la necesidad que tenemos, por ejemplo, de ingenieros».

Mosbuild, no; Cevisama, sí

En cuanto a la promoción internacional, desde Asebec confirman que el colectivo no acudirá como estaba previsto a finales de este mes a la feria moscovita de Mosbuild ante la crisis entre Rusia y Ucrania.

 

Sobre Cevisama, la junta de la asociación destacó su «confianza en que sea un éxito en junio tanto el certamen en sí como el pabellón tecnológico que agrupará a nuestras firmas y a las esmalteras con una gran respuesta del público internacional».

 

Finalmente, Bono anticipó que la organización de Qualicer estudia llevar a cabo un «modelo híbrido de congreso entre presencial y telemático».

close

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Seleccionar idioma:

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.