Kerajet emprende una nueva revolución marcada por la emisión cero en la industria

Kerajet, pionera en la tecnología de impresión digital cerámica hasta convertir este proceso en herramienta indispensable del sistema productivo, continúa hoy con su firme apuesta por el proceso Full Digital 100% que, si bien hace unos años fue una idea revolucionaria, actualmente es una realidad mejorada y renovada totalmente.

 

 

Así, las nuevas líneas digitales Full Digital son líneas de alto rendimiento productivo modulares, libremente configurables y perfectamente sincronizadas que abarcan desde aplicaciones de esmalte digital, decoración con tintas y efectos y aplicaciones de sólidos, cubiertas y protecciones finales. Dicho de otro modo: la línea Kerajet Full Digital es la solución tecnológica completa más avanzada actualmente para garantizar una modernización del sistema productivo actual. La mayor versatilidad, simplificación y economía en los procesos productivos de la línea digital cerámica ha permitido incrementar notablemente la competitividad y mejora el posicionamiento en el mercado de las empresas que apuestan por la tecnología aportando calidad y diferenciación en sus productos finales.

La energía eléctrica, la siguiente revolución

Si bien hasta ahora y de este modo, Kerajet ha sido capaz de cambiar los sistemas productivos industriales tradicionales en aquellos sectores en los que ha ido implementando su tecnología 100% española, la compañía encara ya el siguiente gran paso: la producción cerámica con energía eléctrica, un proyecto que supondrá una nueva revolución tecnológica para el sector cerámico mundial y lo hará con Helioker como punta de lanza. Así se denomina el que es, posiblemente, el proyecto más maduro para conseguir una factoría azulejera con cero emisiones.

 

La energía para lograr esta azulejera sostenible provendrá del sol a través de una planta fotovoltaica de 8 megavatios instalada en la cubierta de la futura nave, de 50.000 metros cuadrados. Y para almacenar la energía y poder funcionar «de forma industrial, durante 24 horas», como señala el gerente de Kerajet, José Vicente Tomás, la planta utilizará «pilas cerámicas», una tecnología ya desarrollada y cuya viabilidad «ya está demostrada».

Para la fabricación cerámica se necesitan temperaturas de 1200ºC. Hasta ahora esto se conseguía quemando combustibles con rendimientos por debajo del 30%, lo que hace estos procesos muy poco eficientes. En cambio, con la utilización de energía eléctrica se alcanza un 100% de eficiencia en la generación de esas temperaturas. Al utilizar energía solar procedente de paneles solares o de baterías cerámicas no se utilizará energías fósiles, sino renovables y sin emisión de CO2.

La proyección de las renovables

El proyecto Helioker es más que una planta energética eficiente. No solo es viable, sino que va a ser una necesidad para las empresas si quieren mantener precios competitivos en sus costes de fabricación. Las empresas que dispongan de energía solar se posicionarán claramente por delante de sus competidores. Estas empresas mostrarán el compromiso de su negocio con la sustentabilidad y el medio ambiente y mejorarán su imagen frente a sus clientes. Otro factor a tener en cuenta es la protección económica ante los incrementos del coste de la luz y en un futuro muy breve todas las plantas productivas de cerámica funcionarán con energías renovables.

 

Según entienden desde Kerajet, en los próximos años el sector cerámico tiene que minimizar los costes de fabricación, sobre todo los costes energéticos y aumentar su eficiencia productiva minimizando stocks y apostando por fabricaciones personalizadas bajo demanda y ofreciendo productos cerámicos diferenciadores y con valor añadido. Helioker supondría con ello un salto cualitativo para el sector español de fabricación cerámica y poder así ser competitivos. En este sentido, el gerente de Kerajet recalca que la tecnología que la firma pretende desarrollar es más limpia que el hidrógeno, que también genera «residuos» en la quema. Todo esto con el objetivo de avanzar en la ansiada descarbonización que impone Europa.

 

Todas las nuevas tecnologías que producen un cambio radical en la fabricación de producción cerámica tienen una incorporación lenta en el mercado, pero Kerajet espera que dentro de 20 años la gran mayoría del producto cerámico se fabrique en plantas 100% eléctricas por ecología, economía, rendimiento y diseño. Con todo ello, Kerajet vuelve a dar emprender nuevos pasos adelante en favor del progreso en la industria.