Chumillas Technology pone el ‘made in Castellón’ en la termosolar de Dubai, la mayor del mundo

El parque termosolar de Mohammed bin Rashid Al Maktoum, que un consorcio internacional construye en Seih Al Dahal, a 50 kilómetros de Dubai, contará con el sello made in Castellón gracias a la participación de Chumillas Technology en el proyecto que lleva por nombre Noor Energy 1. Radicada en Vila-real, esta empresa de naturaleza familiar es la responsable del tratamiento y dosificación de sólidos, en este caso sales, elementos claves para el almacenamiento energético en esta gran plataforma, un gigante que tendrá la mayor capacidad de almacenamiento de energía del mundo de 15 horas y que, gracias a las características de estas sales fundidas permitirá la disponibilidad de energía las 24 horas del día.

Esta fase del proyecto en el que participa Chumillas Technology proporcionará energía limpia para 320.000 residencias y reducirá 1,6 millones de toneladas de emisiones de carbono al año.

La planta termosolar es un encargo de la Autoridad de Electricidad y Agua de Dubai (DEWA) que cuenta con la china Shanghai Electric como principal contratista del proyecto en un entramado empresarial en el que se suma la española Abengoa, entre otras compañías punteras en el ámbito de las energías renovables y procedentes de once países.

Este proyecto incluye una torre térmica de 260 metros de altura, la más alta del mundo, además de utilizar tres tecnologías para producir 950 megavatios (Mw) de energía limpia (700 Mw y 250 Mw, respectivamente). Está apoyada por una amplia superficie de paneles fotovoltaicos compuesta por 70.000 espejos con el objetivo de aumentar la temperatura a más de 500 ºC.

El macroproyecto del parque solar Mohammed Bin Rashid Al Maktoum, que tiene un presupuesto que rebasa al cambio en más de 11.500 millones de euros hasta 2030, está en su cuarta fase y es una parte crucial de la iniciativa Visión 2021 puesto en marcha por el gobierno de los Emiratos Árabes Unidos con el propósito de garantizar un desarrollo sostenible y respetuoso con el medio ambiente. En este contexto, el gobierno engloba este proyecto en su plan de Estrategia Energética 2050, que tiene como objetivo aumentar la contribución de la energía limpia en la combinación total de energía del 25 al 50 por ciento para el año 2050. Una vez en funcionamiento, la planta posibilitará reducir la huella de carbono de Dubai en 1,6 millones de toneladas al año.

El propio presidente de la saudí ACWA Power, encargada del desarrollo global del proyecto, Mohammad Abunayyan, celebró que se hubiera completado el levantamiento del receptor de sales fundidas en un tiempo récord, manteniendo los más altos estándares de seguridad a pesar del impacto de la pandemia, además de los importantes retos de ingeniería a los que han tenido que hacer frente a lo largo de este periodo.

El proyecto abarca una superficie total de 44 kilómetros cuadrados y el receptor de sales fundidas, MSR, en la parte superior de la torre de energía solar es el núcleo y la parte más importante de la planta. Recibe la radiación solar y la convierte en energía térmica. El MSR contiene más de 1.000 tubos delgados que permiten la absorción de los rayos solares y su transferencia a la sal fundida dentro de estos tubos.

Chumillas Technology ha colaborado en el tratamiento, molturación transporte y dosificación de esos sólidos fundamentales para el almacenamiento de esa energía las 24 horas del día, algo que ya venía realizando en los numerosos proyectos en los que ha venido participando como son los de Andasol, Extresol, Gemasolar, Manchasol, Vallesolar, Termosol, Casablanca y Arenales, en España; o en el ámbito internacional como su implicación en el macroproyecto de Cerro Dominador, en Chile, la mayor plataforma termosolar en tierras americanas, o en la planta de Shagaya, en Kuwait; además de otros trabajos realizados en Sudáfrica y Marruecos.

Para Carlos Chumillas, CTO de la compañía castellonense, “es el tratamiento de sales donde nuestro trabajo es crucial para este y otros proyectos”. Por otro lado, David Chumillas, CEO de la empresa, señala que en este desarrollo ha sido clave “la especialización y alta experiencia  en proyectos de esta envergadura a cargo del departamento de ingeniería de Chumillas Technology. Gracias al capital humano que lo forma y a la capacidad de liderazgo en la gestión del proyecto de esta índole -explica- la empresa se ha posicionado como referente en este tipo de proyectos en el ámbito internacional”.

¿Cómo funciona una planta termosolar de sales fundidas?

Una planta termosolar es una central que genera electricidad a través de la radiación solar. Además, como se recuerda desde Chumillas Technology, hay algunas plantas termosolares que cuentan con un sistema de almacenamiento energético que permiten generar electricidad cuando los rayos de sol no son accesibles, que es un aspecto básico en la contribución de esta empresa en aquellos proyectos en los que participa, con un sistema de almacenamiento energético a través de sales fundidas:

Los heliostatos (espejos) siguen el movimiento del sol para recoger los rayos y reflejarlos en un receptor que se encuentra en lo alto de la torre. Dentro de la torre, circulan las sales fundidas, que recogen el calor y son almacenadas en depósitos. Esa sal, calentada a más de 500 grados, conserva la energía durante varias horas. Por ello, se permite la generación de electricidad por la noche. La sal caliente permite generar el vapor que mueve una turbina. El movimiento de la turbina, empuja el alternador (como la dinamo de una bicicleta) que produce electricidad al girar.

¿Y qué pasa si no hay sol o es de noche?

Los sistemas de almacenamiento energético de las plantas termosolares permiten almacenar la energía para generar electricidad cuando los rayos de sol no están disponibles. Y la razón es que cuando el sistema de una planta termosolar calienta más sales fundidas de las necesarias, el exceso de energía se almacena en un tanque aislado. De esta forma, cuando la radiación del sol no está disponible o es de noche, las sales calientes pueden mantener la turbina en funcionamiento (entre 15 y 24 horas sin luz solar).

Beneficios de una planta termosolar

Básicamente y tal como explican desde Chumillas Technology, los beneficios radican sobre todo en que que ayuda a reducir las emisiones de carbono; contribuye al fomento en el uso de energías renovables; facilitan las estrategias de almacenamiento energético; que la fuente de energía de la que proviene la electricidad es inagotable (es el sol); o que permite regular los precios de la electricidad.