Asebec apuesta por intensificar el 4.0 y la diversificación

La nueva asamblea general de Asebec se ha celebrado de forma telemática debido al coronavirus. Durante la llamada, ha cobrado especial relevancia la revisión de lo ocurrido durante los últimos meses tanto en el tema sanitario como en el económico en las empresas asociadas.

Una de las principales conclusiones ante esta nueva situación, es que las firmas del colectivo tecnológico van a tener que dar aún mayor relevancia a la digitalización y la diversificación, que, aunque ya están presentes, habrá que intensificar.

Especial significación toma el tema del C02, con el reto del horizonte 2030 y el 2050, para el que «hemos de encontrar una nueva tecnología que nos permita seguir produciendo en este proyecto de Europa Verde del que ha sonado el pistoletazo de salida y del que no hay retorno, tan solo adaptarse o dejar de producir, para lo que desde Asebec hemos comenzado a investigar en que nuevas tecnologías nos pueden permitir temperaturas de 1400 grados sin quemar gas».

Otra cuestión capital es la de la financiación: «La preocupación por la financiación y el circulante que imprescindiblemente tiene que llegar a las empresas, pues mientras que los países que lideran la Unión Europea (Francia y Alemania), junto a los países nórdicos han hecho una intencionada apuesta por la inversión directa en las empresas, que llega hasta el 30%, en España apenas si se llega al 5%, con el agravante de que los próximos fondos que lleguen de la Unión Europea, al parecer tampoco tienen como destino las empresas, sino mas bien van a ser instrumentados por las Administraciones, Central, Autonómica o Locales».

Asimismo, desde el colectivo recalcan su «apoyo decidido en la rehabilitación de las viviendas, especialmente en las zonas rurales, tiene que servir de motor para que nuestras fábricas de cerámica puedan retomar el pulso de las ventas y con ello la fabricación, arrastrando así no solo a la maquinaria sino también al esmalte, las atomizadoras y el resto de los sectores ligados al azulejo».
También ponen en valor «la guía 4.0 que recientemente presentamos en Qualicer y que está en su fase de lanzamiento a los directivos y técnicos de toda las empresas del mundo, es una apuesta decidida del sector para aplicar las nuevas tecnologías que nos permitan acceder en tiempo real a medir los diferentes parámetros de todos los procesos productivos, incluso la distribución».
Por último, estiman como fundamental «poder contar cuanto antes con la posibilidad de que nuestros técnicos puedan salir con garantías al extranjero, ya que nuestras empresas dependen en gran parte de las exportaciones y esto supone no solo la venta de tecnología, sino que además hay que poner en marcha las máquinas que exportamos al principio de la pandemia, que han llegado a nuestros clientes, pero que hay que acoplar a la cadena productiva y además atender a las reparaciones que ya nos han sido demandadas», como explican en el artículo de El Periódico del Azulejo.